Cirugía refractiva láser

Miopía, hipermetropía y astigmatismo.

Aquellos pacientes mayores de 18 años que tengan su grado (dioptría) estable y que cumplan con los criterios clínicos de seguridad, según la evaluación realizada por el oftalmólogo y el error refractivo a ser corregido (miopía, hipermetropía, astigmatismo o combinación de los anteriores). También algunos casos especiales con defectos de irregularidad en la córnea, debido a cicatrices antiguas, otras cirugías u otros procedimientos que deterioran la calidad visual. El paciente debe estar motivado a disminuir la dependencia de sus gafas o lentes de contacto, ya sea por incomodidad, intolerancia, mala adaptación o porque le limita alguna actividad física ya sea deportiva, laboral o simplemente por estética.

Para corregir permanentemente cualquier defecto refractivo y evitar que el paciente utilice gafas o lentes de contacto. En casos especiales, contribuye en la mejora de la calidad de visión a través de la corrección de aberraciones ópticas personalizadas.

Aplicación de láser en la parte anterior de la córnea para moldear sobre ella con precisión de ¼ de micra, la corrección del defecto refractivo. Es una cirugía con anestesia en gotas, indolora y rápida. El procedimiento es de alta seguridad.

Máximo de 1 día; el paciente podrá reintegrarse pronto a las actividades diarias.