Cirugía de glaucoma

Aumento de la presión ocular

Se emplea en el tratamiento del glaucoma de ángulo abierto. Se utiliza el rayo láser para soldar puntos en el área de drenaje del ojo (malla trabecular) para facilitar la circulación del líquido.

Consiste en la realización de un orificio en el iris para permitir que el humor acuoso circule rápidamente por el ojo. Esta intervención es más segura que las quirúrgicas, pues presenta menos efectos secundarios.

Procedimiento en el cual se emplea un rayo láser para congelar algunas áreas del cuerpo ciliar (zona ocular donde se produce el humor acuoso) y reducir la producción de fluido.

Los implantes valvulares de drenaje son mecanismos fabricados de diversos materiales como acrílicos o silicona, que representan una alternativa útil en el tratamiento de los glaucomas refractarios a la terapia medicamentosa o cirugía incisional. Estos implantes valvulares son indicados en pacientes con glaucoma crónicos de difícil control, que no respondieron a tratamientos con gotas o falla de cirugías previas que no consiguieron disminuir la presión intraocular a niveles adecuados. La reducción en la presión intraocular (PIO), con el uso de estos dispositivos, es obtenida por el drenaje del humor acuoso por medio de un tubo inserido en la cámara anterior, en dirección a un área encapsulada en torno de una placa (explante colocado en el ecuador del ojo).